miembroinferiordentro

Cirugía reconstructiva del miembro inferior

La cirugía plástica se encarga de restaurar los defectos tisulares en el miembro inferior debidos a resecciones tumorales y traumatismos.

En función de las necesidades de tejidos a restaurar, se realizarán diferentes tipos de intervenciones. Estas varían desde la realización de injertos cutáneos, hasta las reconstrucciones microquirúrgicas o con colgajos de perforantes.

Cuando únicamente existe un déficit de piel, se pueden realizar injertos cutáneos, pero cuando hay que aportar más tejidos tendremos que realizar colgajos. Estos pueden ser cutáneos, fasciocutáneos o musculares.

En los últimos años, se han descrito muchos métodos de cirugía reconstructiva del miembro inferior basados en vasos de pequeño calibre (vasos perforantes) que permiten realizar la cobertura de defectos con tejidos procedentes de zonas próximas, sin sacrificio de vasos importantes de la extremidad y con mínimas secuelas funcionales. En caso de grandes pérdidas tisulares, las técnicas de microcirugía reconstructiva nos permite el empleo de tejidos procedentes de otra región anatómica para la cobertura de dichos defectos.