05Dic, 2016
0Comentarios

23º Congreso Bienal de la International Society of Aesthetic Plastic Surgery (ISAPS), Kyoto

EXPERTOS MUNDIALES EN CIRUGÍA PLÁSTICA Y RECONSTRUCTIVA SE REUNEN EN KYOTO PARA REALZAR LA IMPORTANCIA DE LA RECONSTRUCCIÓN MAMARIA AUTÓLOGA EN EL SIGLO XXI.

Coincidiendo con la celebración en Kyoto del 23º Congreso Bienal de la International Society of Aesthetic Plastic Surgery (ISAPS) entre los días 23 y 27 de octubre, se reunieron en la antigua capital imperial nipona los expertos más relevantes en Cirugía Plástica con el fin de tratar los temas de mayor actualidad en la especialidad. El Dr Antonio Taboada, jefe de Servicio de Cirugía Plástica del CHUS, fue uno de los participantes en el evento, junto a la Dra Beatriz Brea y el Dr Ivan Couto. El Dr Taboada destacó como eje central de la reunión la importancia actual de la reconstrucción mamaria autóloga, en especial empleando la propia grasa de la paciente como fuente donante de tejido. “Desde hace años la mujer que haya sufrido o que vaya a ser sometida a una amputación de la mama ha de conocer todas las opciones reconstructivas posibles que tiene a su alcance; se trata de un derecho fundamental para la paciente. En la sociedad actual cualquier otra cosa es impensable”, señala Taboada. “Parece claro que en los últimos años la tendencia a reconstruir la mama amputada con tejido propio de la paciente se ha incrementado en detrimento de la reconstrucción con prótesis o implantes mamarios. Esto no es casual. La escasísima tasa de complicaciones junto con unos mejores resultados estéticos a medio y largo plazo hacen inclinar la balanza a la reconstrucción con tejido propio de la paciente, especialmente en pacientes que han sido o vayan a ser sometidas a radioterapia”.

En el Servicio de Cirugía Plástica y Reparadora del CHUS, en el último año se han realizado más de 200 procedimientos reconstructivos mamarios empleando de forma exclusiva grasa de la propia paciente. “El implemento en la técnica actual con respecto a las previas, nos permite la reconstrucción integral de la mama en una sola intervención”, destaca el Dr Taboada. “Esto no solo supone un mejor redimiendo quirúrgico para el proceso reconstructivo, si no que evita posteriores intervenciones y permite una recuperación y una incorporación más temprana de la paciente a su vida laboral, consiguiendo así mismo, los mejores resultados estéticos”.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *